Carne certificada

 

Para nosotros es un orgullo y una prioridad ofrecer carne de primera calidad

La carne de vacuno comercializada bajo la marca Meat Center Ibérica está controlada desde: la selección de compra de animales vivos procedentes de España y de varios países de la UE según nuestro modelo de calidad; transportada y gestionada con nuestros propios vehículos; integrados los animales para su engorde en granjas propias y de terceros en ciclo productivo exclusivo para nosotros y siendo alimentados todos los animales con piensos compuestos analizados, dirigidos y coordinados desde nuestra producción propia en nuestras instalaciones de fabricación de pienso; todos los animales están controlados y tratados sanitariamente con un sistema común por equipos de veterinarios externos, los cuales se hacen cargo de su control desde la entrada, destete, engorde y hasta el sacrificio.

Todos los ciclos  de la producción propia, desde el engorde, el transporte, la explotación ganadera, la fabricación de piensos, los mataderos, la sala de despiece hasta el transporte hasta el punto de venta de la carne o producto final, están controlados y certificados por CERTICAR, la primera empresa española Certificadora de ProductosAgroalimentarios,acreditada por laEntidad Nacional de Acreditación (ENAC), según los criterios desarrollados en la norma UNE-EN 45.011: 1998, que recoge los requisitos generales que deben cumplir las empresas que realizan la certificación de producto.

Esta certificación implica un control de todo el proceso de producción, desde la explotación ganadera hasta el punto de venta al consumidor final, pasando por su alimentación, matanza y despiece.

 
Como garantía de la buena alimentación de los animales, contamos con nuestra propia fábrica de piensos compuestos, a través de la cual elaboramos la alimentación que recibe el animal a lo largo de su ciclo de engorde.

  • Trazabilidad

    Meat Center Ibérica lleva un seguimiento exhaustivo de cada animal desde que entra en la explotación ganadera hasta que sus piezas son vendidas al consumidor final.

    Para ello nos apoyamos en un sistema informático adaptado especialmente para nuestra empresa, a través del cual podemos conocer en cualquier momento el origen o destino de cada pieza o producto.

    Todos los animales de vacuno cuando nacen son marcados por un crotal con un número de identificación, amparado por un D.I.B, todo registrado por la zona veterinaria y controlado por los servicios veterinarios del país de origen.
    A partir de entonces todos los pasos, cambios y procesos que sufra dicho animal son siempre controlados a través de dicho número y amparados por su D.I.B hasta que llega al matadero de sacrificio, donde a partir de allí es seguido su nacimiento a través del número identificativo (actuando este número como carnet de identidad) más todos los números de matanza, cuarteo, despiece y fileteado que se van incorporando en cada uno de  los pasos y en nuestro caso, terminando por identificar cada pieza técnica con el número de identificación de nacimiento de cada animal, es decir cada pieza técnica lleva como número de control de trazabilidad el número de carnet del animal al que pertenece.

    CP/CVC/001/10

    D.I.B

    Todos los pasos, cambios y procesos que sufra dicho animal son siempre controlados a través de dicho número y amparados por su D.I.B hasta que llega al matadero de sacrificio, donde a partir de allí es seguido su nacimiento a través del número identificativo.

    Subir
    Diseño Web nlocal